[2014.03.15] Estadio Único, La Plata, Argentina

Ver fotos por Julieta Raso y Tati Gielis

Una semana rara, mezcla de nervios y ansiedad, varias noches sin dormir. “¿De qué estás nerviosa, si fuiste a tantos?”, me preguntaba Gaby. No, esto fue diferente, quizás los mismos nervios que Costanera, cuando presentaron ECDPI en Bs. As, quizás la ansiedad de GEBA o de los 4 Luna Park en 2011 o los dos Malvinas en 2010, pero era diferente, porque el pensar en un ESTADIO, y La Plata, no es poca cosa. A esta altura y conversándolo con personas que lo ven de la misma manera que yo, creemos que esos nervios y ansiedades pueden llegar a estar a la par de lo que siente la banda. Como me dijo una amiga, Uds. lo vieron “parir” acá.  Entonces, le sumamos a esos sentimientos, el orgullo y la gran satisfacción de estar felices por ellos, por todo lo que están logrando, por ponerse a la par de bandas súper internacionalísimas, en todo sentido.

La lluvia del viernes, señal de que se venía una gran noche de sábado. Partimos a la tarde para registrar la previa de los fans, fans como yo y como todos los que lean esta crónica, esta vez desde otro lugar. La masividad y la popularidad que han obtenido estos últimos años, mi precoz vejez, y el cansancio generalizado de no bancarme varias horas (o días) de fila, me hicieron resignar a sólo dedicarme a sacar fotos y disfrutar el show un poquito más atrás después. Es diferente, muy diferente, pero igual de disfrutable. Ya no existe esa complicidad con la banda en los 30 temas, sólo los veo cerquita en 3 o 4. Pero basta y sobra para poder capturar imágenes para que los que están más atrás y los que no pudieron ir, las puedan disfrutar los días siguientes al show.

A las 16:15 las puertas se abrieron. Me ubiqué sobre la 32, era la primera, para registrar la entrada. Ahí me encontré con mis amigos de siempre, los primeros, los que hacen la fila, los que el viernes soportaron el diluvio, las caras nuevas que ya no veo más que antes. La entrada, vaya sorpresa, fue tranquila. Dividieron como siempre lo tuvieron que hacer, de a 20/30 personas. Y la gente esperaba tranquilo. Pocas corridas (había como 300 metros para correr, debe haber sido por eso)

Minutos más tarde, dí la vuelta para poder entrar, los fotógrafos nos debíamos encontrar 20:45 para que “nos lleven” al lugar. Pero eran las 16:30. Preferí entrar porque así me lo permitieron, por suerte. Bajé 5 pisos por ascensor para entrar a ese campo semi vacío. La primera impresión al entrar: imponencia, muy grande, espectacular. Me dediqué a sacar fotos del lugar, a la cara de los primeros en entrar, ya cansados y agobiados por el sol. Muchísima gente en los puestos de venta oficiales, para tener antes que nadie “El Verano Siguiente” y el show de Costanera Sur en DVD. Punto aparte la venta de merchandising, superó todas las expectativas, al punto tal que agotaron indumentaria antes de que empiece el show.

Alrededor de las 21 hs. Todos los fotógrafos ya estábamos en el punto de partida hacia la locura. Recorrimos todo un lateral del Estadio por afuera para poder entrar desde la parte trasera y alta del escenario, y ahí registrar la primera foto de un Estadio colmado por ntvgeros, esos que los ven por décima vez, aquél que está por vivir su primer show, familias enteras expectantes por lo que iba a pasar allí.

Entramos a fotografiar a partir del tema 2. Por lo que vivimos la intro y el primer temas tras bambalinas. Lo más lindo estaba por ocurrir. En las pantallas se veían imágenes registradas por http://www.noeracierto.com.ar desde el año 2004 en adelante, mostrando los shows anteriores que se vivieron en La Plata, una de las ciudades, si no es la más importante, para NTVG desde sus comienzos. En ese momento sabiendo lo que estaba ocurriendo, Tati y yo no podíamos contener las lágrimas, escuchando el aliento de la gente al ver esas fotos, el aplauso con la foto de Curucha, las risas de Emiliano con pelo largo o Denis con la remera de Solymar, y sabiendo que las caras viejas de los ntvgeros amigos de tantos años, se veían reflejados en las pantallas para 48.000 personas, wow, no hay palabras para explicar lo que se sintió ahí, y más aún sin poder verlo en ese momento.

Al entrar ahí, el calor de la gente, la seguridad que no paraba de sacar chicos y chicas desmayados, hicieron que los fotógrafos no podamos captar con precisión lo que queríamos mostrar, así y todo, lo intentamos.

Mientras entrábamos al campo con Tati y Diego, sonaba Ya Entendí, tema que Emiliano dedicó a Tati y a el Colo en noviembre de 2005 porque cumplían 4 meses de novios, con lo cual Tati salió corriendo para disfrutarlo al lado de él.  Mirarlos ahora, 9 años después y con Ezu con casi 3, viendo a la misma banda pero en un lugar un poco más grande, un poco nomás….. (?)

Teníamos la lista de temas, pero no la queríamos mirar, aunque reconozco que de vez en cuando la pispeábamos un poco para saber si teníamos que registrar algún video que seguramente impacte más que cualquier otro. Pero sin dudas, lo que no teníamos en la lista, y que nos agarró desprevenidos: Mientras pasaban la segunda tanda de fotos NEC, la banda entera partía desde la pasarela hacia la torre de sonido, hacia ARRIBA de la torre de sonido, para “estar más cerca de la gente” y brindar así, un set acústico en el medio del Estadio Unico de La Plata, y no me atrevo a compararlo con ningún otro show de similares características para no parecer vanidosa. A mi criterio, el mejor momento de la noche, luego de ver alguna que otra foto en la pantalla, desde lejos.

Destacar en ese acústico, ese maldito momento, cantado por absolutamente todo el público: algo que me hizo poner la piel de gallina, al igual que A Las Nueve o Tan Lejos, los temas más populares y pegadizos de la banda. Esos de los que celamos porque “se los conoce todo el mundo”… esos de los que se reniega porque sólo conocen este tema. Esa discusión absurda que nunca debería existir. Porque todos alguna vez conocimos a la banda por algún tema que escuchamos “por ahí” y por eso decidimos ir a verlos por primera vez.

La puesta en escena, la escenografía, el show en sí, el sonido, el equipo técnico, la precisión con la que trabajaron en la semana para que todo salga tendiendo la perfección, cosa que nos tiene acostumbrado esta banda que no tiene nada que envidiarle a un show de características internacionales.

Este será un recital histórico para NTVG y para sus seguidores. Y no me atrevo a decir qué es lo que se viene de ahora en más, pero sin dudas, en realidad no me imagino con qué otra cosa me pueden sorprender, pero no tengo ninguna duda que la sorpresa seguirá existiendo y eso es lo que me mantiene las ganas de seguir haciendo kilómetros para verlos.

La crónica de temas y la lista en sí, la pueden encontrar en cualquier otro relato de lo que se vivió el sábado. Quería hacer notar lo que sentimos los que hacemos noeracierto desde otro lado, desde tu lado, desde los que nos pasa hace muchísimos años con esta banda que nos hace mucho más feliz.

Julieta Raso @julietiita

Anuncios