No te va gustar cerró el año fuera de control en GEBA

Por Stefania Giannattasio
NO TE VA GUSTAR cerró este exitoso 2011 en el Club Gimnasia y Esgrima de Buenos Aires ante un público de más de 18 mil personas que despidieron el año el pasado viernes, junto a esta banda de rock uruguaya que durante el transcurso del año se hizo presente en una enorme cantidad de ciudades del mundo, en los más de 100 shows que ofrecieron, ratificando que son uno de los grupos de rock más importantes de América del Sur.
Tal como lo anticiparon en la conferencia de prensa (ver nota), brindaron una puesta en escena de muy buena calidad con una pantalla de alta definición montada en el centro del escenario, y otras dos ubicadas a cada lado, que permitieron visualizar y disfrutar del show.
Entre palmas, globos y piñatas que se observaban tanto en el campo como en la platea, Mario Pergolini se encargó de la presentación desde la cabina de la Rock and Pop, de este último recital del año de la banda charrúa integrada por Emiliano Brancciari (guitarra y voz), Gonzalo Castex (percusión y coros), Martín Gil (trompeta y coros), Denis Ramos (trombón), Mauricio Ortiz (saxo), Marcel Curuchet (teclados), Guzmán Silveira (bajo), Diego Bartaburu (Batería y Pablo Coniberti (guitarra).
A las 21:10 horas las luces se apagaron y dieron inicio al show que empezó con Ángel con campera, el primer tema del último material “Por lo menos hoy”, que fue interpretado en su totalidad en las 3 horas de recital que el público disfrutó. Con la misma vara, Como si estuviera y Cero a la izquierda, fueron los siguientes temas de la lista de un show al que todavía le faltaba explotar.
“El miedo de la mujer a la violencia del hombre es el espejo del miedo del hombre a la mujer sin miedo”, de esta manera finalizaba el video del mismísimo y tan único escritor Eduardo Galeano, que hizo estremecer a todo el público en la introducción de Nunca más a mi lado, tema del sexto disco con la letra de Martín Gil que denuncia la violencia doméstica y sexual hacia la mujer.
“Buenas noches amigos, estamos muy emocionados con esto que nos está pasando. No hay muchas palabras, sólo agradecerles a ustedes. Ojalá disfruten esta noche tanto como nosotros”, se dirigió Emiliano al público presente que le respondió con un aplauso que bien ganado se tiene este grupo que, show a show, denota un crecimiento y una firmeza que se refleja tanto a nivel grupal como musical.
“Vamos a dejar todo acá arriba porque es el último show. La siguiente canción habla de la amistad, y como bien dice: somos todos grandes amigos”, presentó al tema de su quinto disco, Mirarte a los ojos, y luego se escuchó Arde.
Fue el momento del primer invitado de la noche para interpretar un tema que no tocaban hace mucho. “Me cuesta memorizar la letra, por eso vamos a invitar a un amigo que me va a ayudar”, presentó a Fernando Ruiz Díaz, voz de Catupecu Machu, que los acompañó en Poco, seguida de Tan Lejos.
Para dar pie a Los indiferentes, Emiliano se dirigió una vez más al público: “Los argentinos tienen la suerte de haber tomado al decisión de empezar a juzgar a quienes cometieron crímenes contra la humanidad hace algunos años. En Uruguay todavía estamos en veremos y eso nos indigna”, dijo mientras desde abajo se saltaba al ritmo de “el que no salta es militar”. “Este tema habla de toda esa gente que nada le importa, que no sabe y no le interesa. Cualquier pueblo tiene que saber su pasado para construir el futuro”, concluyó, y así comenzó este tema con una increíble letra, y a su fin fue el turno de Con el viento.
GEBA se volvió Fuera de control junto a las miles de personas que allí se encontraban, y el grupo charrúa estrenó en vivo el último tema de “Por lo menos hoy”, El equilibrista, con la compañía de un brillante cuarteto vocal femenino oriundo de Montevideo llamado La Otra, compuesto por Lea Ben Sassón, Beatríz Fernández, Ana Prada y Carmen Pi, que al finalizar interpretaron “Amaramalaya”, que hizo mover los pies a más de uno.
Uno de los momentos más emocionantes de este largo show, con el acompañamiento de un bandoneón, se vivió cuando Emiliano puso su voz para el histórico tango Naranjo en flor. Memorias del olvido y el clásico No necesito nada, fueron las siguientes canciones.
Y llegó el turno de Clara, con la increíble murga uruguaya Agarrate Catalina que pintó de alegría, emoción y sonrisas a este rincón de Buenos Aires que cantó y bailó con ellos. “Son nuestros hermanos, la mejor murga que tiene nuestro país”, los presentó Emiliano a este grupo que, con sus trajes y caras pintadas, transmitió emociones por doquier, y al ritmo del bombo, el redoblante y los platillos, terminaron el tema que denotan sus raíces uruguayas fusionadas con influencias argentinas, en este popurrí de ritmos que se puede apreciar en cada material de la banda.
Otro invitado subiría a compartir el escenario: Martín “Mosca” Lorenzo, de Los Auténticos Decadentes, para el momento de que GEBA baile en Pensar.
“A partir de ahora el show es de ustedes. Siempre me impresionaron aquellos que suben a hombros a la gente para poder ver el espectáculo a caballito. Quisiera pedirles que los levanten a todos para batir un récord”, pidió Emiliano y poco a poco mujeres y hombres fueron colmando el club y con palmas todos cantaron Chau.
Nuevamente Emiliano le habló agradecido al público: “La emoción todo lo puede, muchísimas gracias por todo”. Mientras que desde abajo cantaban El oficial, la banda amagaría a tocar En la cara, La única voz, Yrigoyen, Tenés que saltar, Más mejor y luego le dieron el gusto a los pedían, con unas estrofas de El oficial.
Mucho más feliz hizo vibrar todo el club, tanto arriba como abajo del escenario saltaron y bailaron hasta el último acorde. Siguieron con Cielo de un solo color y nuevamente la murga Agarrate Catalina acompañó a los uruguayos. “La murga se va, esta murga es Agarrate Catalina, esta murga siempre volverá!”, los despedía al finalizar Emiliano.
Con una intro electrónica interpretaron Te voy a llevar enganchada con Todo un palo de Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota, para luego seguir con No hay dolor y Nada para ver. Poco a poco fue llegando el final de este espectáculo que, siendo el cierre de la gira de este año, logró demostrar el trabajo y esfuerzo que se ve reflejado en el camino que esta banda eligió y que fuer tan bien recibidos en cada ciudad donde se presentaron.
“Para nosotros fue muy emocionante este show, ojalá que para ustedes haya sido un buen concierto. Nos vamos muy felices de acá”, dijo con mucha emoción Emiliano antes de Volar, donde el cuarteto vocal volvió al escenario, y Gonzalo Castex y Diego Bartaburu cambiaron los roles. Al momento de El camino más largo, todo GEBA saltó, gritó y coreó junto a la banda.
“Se viene la última canción del año y quiero dedicársela a todo el equipo técnico y a ustedes por acompañarnos. No te va gustar somos todos los que estamos acá y todos los que trabajan día a día para que salga todo bien”, agradeció una vez más la voz del conjunto, que luego presentó a los músicos que lo acompañan. “Sean felices y cuídense mucho, chau mi Buenos Aires”, se despidió y cerraron la extensa lista con No era cierto acompañados de los invitados que ya habían pasado por el escenario.
Una vez más quedó demostrado la calidad de músicos que componen este grupo. No te va gustar sabe día a día conquistar al público que lo sigue y de esta manera cerraron el 2011 que tantos frutos les dio, desde el otro lado del Río de la Plata esta banda de rock trae alegría a la Argentina, y se despidió hasta el próximo año, prometiendo volver.Fotografía: Luján Islas