Uruguayos fuera de control

Un minuto y salimos!, gritaba alguien en camarines. Sesenta segundos después, No te va gustar regalaba el primer gran revuelto de la noche. Pensar abría y ya no había vuelta atrás. En seguida, Mas mejor y las gargantas comenzaban a irritarse. Con esa energía arrancaba una de las presentaciones más esperadas del Pepsi Music 2007. Sigue leyendo

Anuncios