No hace falta el sol

No Te Va Gustar en vivo en el Velódromo
No Te Va Gustar en su gran noche
No Te Va Gustar presentó su último disco en el Velódromo Municipal y Teledoce.com estuvo allí.
No Te Va Gustar prometía una noche muy especial para presentar su nuevo disco “Aunque cueste ver el sol”. La venta anticipada de las entradas marcó la expectativa para un show que debía ser la consagración de uno de los grupos uruguayos que ya trascienden las fronteras. El clima dio una mano y, en una calurosa noche, el Velódromo fue testigo de una fiesta que potenció definitivamente a NTVG como una de las dos bandas de rock más populares del país.

En contraste con la veraniega noche del sábado, las pantallas gigantes que se ubicaban a los costados del escenario
comenzaron a mostrar imágenes de amenazantes nubes negras, acordes con el diseño de tapa de “Aunque cueste ver el sol”.

Los artificiales truenos que se oían eran acompañados por relámpagos provocados por los focos del escenario. Y sonaron
los primeros acordes de “Sólo”, el tema que inaugura el disco.

Con todos los espectadores coreando los versos iniciales, quedó claro que el tono de la noche iba a ser coherente con la
melancolía que predomina en el disco. El pogo tuvo que esperar hasta el segundo tema, “Me cuesta creer”, con el que fueron subiendo las revoluciones, para estallar definitivamente en el rabioso y contestatario “No te quiero acá”. Por fin, la fiesta se había desatado.

No Te Va Gustar tiene la virtud de hacer de cada una de sus presentaciones en vivo una obra compacta y con unidad de
principio a fin. Es así que algunos temas mutan en otros y una versión de Marley puede transformarse en el reggae “Voy” con naturalidad.

Por el escenario pasaron varios invitados. Sebastián Teysera, de La Vela Puerca, fue sin dudas el más ovacionado. También se destacó el virtuosismo de Bruno Andreu (Once Tiros) en la guitarra y algunos integrantes de La Mojigata, que pusieron el ingrediente murguero a la noche.

Luego del primer intervalo, la banda salió nuevamente a escena para hacer el tramo acústico del recital, que comenzó con “Difícil” y tuvo su punto más alto con la balada “No necesito nada” y la participación de Teysera en “Cosa linda” y “Clara”, como para gastar los encendedores.

Para quienes gustan de las rarezas, fue imperdible la versión del tango “Naranjo en flor”, que mostró en Emiliano Brancciari a un gran cantante tanguero. Acompañado por piano y bandoneón, sorprendió a todos con esa faceta desconocida.

Entre los temas del último disco, “Verte reír” y “Voces del tiempo” reivindicaron su condición de éxitos a escuchar hasta el hartazgo, y “Al vacío” se impuso como el nuevo motor para el agite masivo.

Y, por supuesto, las canciones clásicas de NTVG siguen entusiasmando a su público como el primer día. “Te voy a
llevar”, “Te quiero más”, “Nada para ver” y “No hay dolor” marcaron varios de los mejores momentos de la noche.

Como siempre, el cierre era la única certeza: “No era cierto” volvió a desatar el pogo más impresionante de todo el rock uruguayo y puso final a un espectáculo que, tanto en concurrencia como en emotividad, superó ampliamente las
expectativas de todos, comenzando por los propios músicos.

De cara a la gira por Europa, la noche del 5 de marzo fue un mojón importante en la historia de la banda y del rock
uruguayo en su totalidad, que tiene depositada en representantes como NTVG sus mayores esperanzas de
trascendencia.

Christian Müller